Parada gastronómica obligatoria

Sopas reconfortantes

Si hay un plato que apetezca más que nunca en las épocas frías del año, son las sopas. Hay sopas para todos los gustos. Sopa de verduras, de ajo, de pescado, de tomate, con carne, etc... Otro plato que también gusta mucho es el que presenta la web Contigo en la Playa, deliciosa pasta casera.

Hoy te proponemos 3 opciones para que elijas la sopa que más te guste.

Sopas reconfortantes

Sopa de ajo

INGREDIENTES

ELABORACIÓN

En una cazuela, ponemos el agua a cocer junto con los ajos crudos picados en láminas, el pimiento entero, un chorrito de aceite de oliva y un poco de sal.

Una vez que hierva, lo dejamos hasta que el pimiento se ablande y esté cocido. En ese momento, añadimos el pan en rebanadas finas. Si queremos que la sopa esté más espesa, añadiremos más, y si nos gusta más ligera, echaremos menos.

Una vez todo junto, dejamos que hierva durante 10 minutos para que el pan se ablande y se impregne de los sabores de la sopa. Probamos la sopa y rectificamos de especias.

Lo servimos con el pimiento desmenuzado y muy caliente.

Sopa de almendras

INGREDIENTES

ELABORACIÓN

Cortamos el pan en rebanadas finas. En una sartén, ponemos unas gotas de aceite y tostamos el pan y las almendras, hasta que estén dorados. Trituramos las almendras machacándolas con un mortero.

Ponemos el caldo en una cazuela a calentar, y cuando llegue a ebullición, añadimos el pan tostado para que se ablande.

En la misma sartén en la que hemos tostado las almendras y el pan, doramos los ajos picados con un poco de aceite. Una vez dorados, ponemos los ajos en el mortero con unas hebras de azafrán y las almendras.

Añadimos un poco de caldo caliente para hacer una pasta líquida. Esta pasta la incorporamos al caldo con el pan que está hirviendo. Lo mezclamos todo bien con unas varillas para evitar que se formen grumos.

Sazonamos a nuestro gusto y dejamos que hierva todo junto un par de minutos más.

Caldo con chorizo

INGREDIENTES

ELABORACIÓN

El día antes, ponemos las judías blancas a remojar. Cocemos el hueso de jamón, la costilla, el trozo de rabo, la manteca y las judías en una olla llena de agua, durante una hora y media.

Después de ese tiempo, añadimos las patatas picadas finamente para que se cuezan 20 minutos más. Cuando estén cocidas, añadimos las verduras lavadas y troceadas.

Incorporamos el chorizo y dejamos que cueza todo junto hasta que esté todo bien cocido. Probamos y rectificamos de sal si es necesario.