Parada gastronómica obligatoria

Mi receta de boquerones

Los boquerones siempre han sido un plato muy popular en casa, es lo que tiene vivir al lado del mar, y poder acceder a un pescado fresco a diario. Y cómo se recomienda comer abundante pescado azul, pues es muy beneficioso para nuestra salud, la verdad es que lo compro muy a menudo.

Es importante que los boquerones sean gorditos y carnosos, o no tendremos que comer.

Mi receta de boquerones

¿Y cómo poner los boquerones? Yo los pongo así.

INGREDIENTES

ELABORACIÓN

Le podemos pedir al pescadero que nos limpie los boquerones, les descabece y les deje la espina central. Los ponemos en remojo en agua fría durante 10 minutos para que eliminen la sangre y se queden más blancos.

Una vez escurridos, los ponemos en una cazuela a fuego medio con la cebolla, sal y cubiertos con agua fría.

Una vez que empiecen a hervir, dejamos que cuezan durante 2 minutos, sólo con ese tiempo es suficiente. Los sacamos del agua y dejamos que enfríen.

Les quitamos la espina central y dejamos los lomos, que pondremos sobre una fuente.

Con la cebolla que hemos blanqueado, los dos dientes de ajo y un puñado de perejil, hacemos un picado y se lo ponemos por encima.

Por último, hacemos una vinagreta con un buen chorro de aceite y vinagre y los sazonamos antes de verter el aliño por encima. Dejamos que se marinen durante varios minutos antes de servirlos.

Esta es la receta tradicional que siempre he visto en casa, pero también hago esta otra que es muy parecida, pero con un toque diferente.

BOQUERONES EN VINAGRE

Estos son los ingredientes que vas a necesitar:

Procedimiento:

Hacemos lo mismo que antes, los ponemos en agua para que suelten toda la sangre.

En un recipiente, mezclamos una taza de vinagre con 2 cucharadas de sal gorda, y cubrimos todos los boquerones con esta mezcla. Lo dejamos así durante 48 horas metido en el frigorífico.

Pasado ese tiempo, los escurrimos y lavamos en agua fría para eliminar el potente sabor del vinagre. Los ponemos sobre una fuente y hacemos un picado con la cebolla, los dientes de ajo y el perejil.

Cubrimos los boquerones con este picado y vertemos un buen chorro de aceite de oliva. Antes de servirlos, los dejamos un tiempo así.