Parada gastronómica obligatoria

Ensalada de lentejas y huevos fritos

No siempre es fácil encontrar recetas vegetarianas nuevas y originales, y que resulten sabrosas. Por eso, quiero compartir con vosotros esta nueva creación propia, una ensalada de lentejas, con remolacha, cebolla y queso feta. Poe encima está decorado con unos huevos fritos (se puede omitir en el caso de los vegetarianos que no comen huevos.

Aunque la combinación parezca sin pies ni cabeza, basta con probarlo para darte cuenta de que tiene mucho sentido, y que está deliciosa. La clave está en la salsa de mostaza y miel que se añade. Realmente es otra receta de lentejas con verduras con un toque dulce (por el aderezo) y salado (por el queso feta).

Ensalada de lentejas y huevos fritos

INGREDIENTES

Para la ensalada:

Para la salsa:

PREPARACIÓN

Se calienta el horno previamente, sin ventilador, con calor por arriba y abajo, a una temperatura de 200 ºC, y se coloca una bandeja para el horno en la mitad.

Se colocan las remolachas partidas por la mitad sobre la bandeja y se le añade 1 cucharada de aceite de oliva y sal y pimienta al gusto. Se introducen hasta que estén tiernas, unos 25 a 30 minutos.

Para preparar la ensalada, se ponen las lentejas y el agua en una olla mediana junto con un pellizco grande de sal. Se tapa la olla y se deja que hiervan a fuego lento durante 30-35 minutos. Lo ideal es dejar que las lentejas queden al dente, que no estén duras, pero tampoco blandas.

Se escurren las lentejas y se dejan reservadas para que enfríen a temperatura ambiente.

Mientras tanto, se calientan 3 cucharadas de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio hasta que esté brillante. Se añade la cebolla picada y se sofríe, revolviendo ocasionalmente, hasta que la cebolla esté de color dorado, unos 15 minutos.

Se trocea la remolacha y se añade a la sartén para que se cocine, revolviendo hasta que ablande, unos 8 minutos más. Se salpimenta al gusto y se retira del fuego.

Cuando la remolacha esté lo suficientemente fría como para manejarla, se pela y corta en dados. Se mezclan las verduras con las lentejas en un bol grande.

Para elaborar la salsa, se mezcla en un bol mediano la mostaza, el vinagre, la miel, la sal y la pimienta negra al gusto. Cuando está mezclado todo, se vierte en un hilo el aceite, mientras que se va batiendo todo hasta que quede homogéneo. Se añade el eneldo y se vuelve a mezclar.

Se vierte la salsa en la ensalada y se mezcla todo para que se reparta uniformemente. Se espolvorea el queso feta desmenuzado sobre la parte superior.

Solo queda freír los huevos. Se calientan 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén y se rompe el huevo encima para que se cocine hasta que las yemas de huevo se vuelvan opacas, unos 4 minutos.

Utilizando una espátula fina, se transfieren los huevos encima de la ensalada y se sirve de inmediato.