Parada gastronómica obligatoria

Cómo cocinar con gambas

Las gambas son el marisco más barato, y pueden servir para un montón de preparaciones. La receta más popular son las gambas al ajillo, una tapa que sirven muchos restaurantes en nuestro país, pero también se pueden rebozar, rehogar, o utilizar como relleno.

Hay muchas recetas que puedes hacer, pero de momento te proponemos 3 opciones para que vayas cogiendo soltura. Son muy fáciles y rápidas de hacer.

Cómo cocinar con gambas

La receta más fácil

Gambas rebozadas

Ingredientes:

Preparación:

Pelamos las gambas y las lavamos en agua. Las escurrimos y sazonamos con sal. Las rociamos con unas gotas de limón y las insertamos por el centro en una brocheta de bambú, 3 por cada brocheta.

Pasamos las gambas por harina y huevo batido para rebozarlas y las freímos en una sartén con abundante aceite caliente. Una vez que estén doradas por un lado, le damos la vuelta para que se hagan por el otro lado.

Las sacamos y posamos sobre papel de cocina para que escurran todo el aceite sobrante. Las servimos acompañadas de una salsa, salsa rosa, barbacoa o mayonesa sirven.

La receta más tradicional

Gambas al ajillo

Ingredientes:

Procedimiento:

Pelamos y lavamos bien las gambas, las escurrimos para eliminar la humedad y las sazonamos con un poco de sal. Tradicionalmente se hacen en una cazuela de barro, pero si no tienes, puedes hacerlo en una sartén.

Ponemos suficiente aceite como para que suba hasta 1 centímetro de altura y lo calentamos a fuego medio. Cuando esté caliente, añadimos los ajos laminados para que se doren.

Sin esperar a que se empiecen a dorar demasiado, añadimos las guindillas troceadas, y las gambas. Lo removemos todo junto y dejamos que se hagan las gambas, que tardarán un par de minutos.

Hay que dejarlas solamente hasta que cambien de color, o sino se quedarán muy secas. Se sirve en caliente en la cazuela de barro o en cazuelitas individuales.

Para que no pique demasiado, se puede retirar la guindilla.

La receta más saludable

Espinacas con gambas

Ingredientes:

Indicaciones:

Calentamos el horno a 225º C con calor por arriba y por abajo.

Lavamos las espinacas y las cocemos en un poco de agua durante 10 minutos. Las escurrimos y reservamos. En un recipiente apto para el horno, ponemos la mantequilla y las gambas, y lo calentamos durante un par de minutos.

Incorporamos los piñones y las espinacas, lo salpimentamos, removemos, y lo introducimos en el horno durante 4 minutos. Lo servimos caliente.