Parada gastronómica obligatoria

Mi ensaladilla rusa

La ensaladilla rusa es uno de los platos más socorridos que pueden hacerse con patatas y que gusta todo el mundo, especialmente durante la temporada de verano dado que es un plato que se come frío. Es un plato perfecto para llevar, por ejemplo, a una barbacoa. Por eso, si aún no tienes la tuya, en la página Todo Barbacoa tienes varias opciones muy interesantes.

Es una elaboración que tiene un gran aporte calórico, por lo que hay que ser comedidos cuando la comamos dado que la mayonesa es lo que hace que tenga tantas calorías.

Mi ensaladilla rusa

Es un plato muy sencillo de hacer y que apenas nos llevará prepararlo una hora, aunque llevará más tiempo esperar a que se enfríe para que se pueda comer y disfrutar de su sabor. Para hacerlo necesitaremos:

Modo de elaboración de la ensaladilla rusa

Comenzaremos cociendo las patatas y las zanahorias. Las patatas hay que cocerlas enteras, pero las zanahorias podemos cocerlas cortadas, con lo que reduciremos notablemente su tiempo de cocción. Echaremos el agua suficiente como para cubrir todas las patatas, sal y las coceremos hasta que estén tiernas.

Por otro lado echaremos agua en un cazo y cuando rompa a hervir incorporaremos los huevos y dejaremos que se cuezan durante unos 12 minutos aproximadamente. Tras ese tiempo pondremos los huevos debajo del agua fría y los pelaremos y reservaremos.

Abriremos las latas de guisantes y las escurriremos al máximo, al igual que las latas de pimientos morrones y también las de atún, donde tenemos que quitarle todo el aceite que podamos. Y lo reservaremos todo.

Cuando las patatas y las zanahorias estén cocidas las pelaremos y trocearemos, dejándolas en un bol grande, le echaremos sal y removeremos con cuidado para no deshacerlo todo.

Cortaremos los pimientos morrones en trozos y los incorporaremos al bol donde están las patatas y las zanahorias. Pondremos en un plato todo el atún y lo desmigaremos con la ayuda de un tenedor y también lo incorporaremos al bol junto a los guisantes y las aceitunas sin hueso que habremos cortado por la mitad habiéndoles escurrido todo el líquido del encurtido.

Ahora cortaremos cuatro huevos en trozos pequeños o si lo preferimos podemos pasarlos por la mandolina para ir más rápido y los echaremos en el bol. Incorporaremos la mayonesa que queramos y lo removemos todo para que los ingredientes se integren entre sí.

Una vez mezclado todo podemos ponerlo en una bandeja y darle la forma que queramos, le pasamos una capa de mayonesa por encima y decoraremos con algunas aceitunas, pimientos morrones, unos espárragos y el huevo cocido que nos queda, que podemos ponerlo desmigado o en trozos pequeños, como queramos.

La ensaladilla rusa podemos comerla atemperada aunque lo más recomendable es tapar la bandeja o el bol con un papel film transparente y dejarlo en la nevera al menos durante tres o cuatro horas. De esta forma los sabores se mezclarán bien entre sí y se podrá disfrutar de este plato frío, como debe ser.